29 marzo 2013

urbanbees


El pasado fin de semana estuvimos en la jornada de puertas abiertas de uno de los centros de acogida para abejas salvajes que hay en el Gran Lyon. En concreto está situado en Villeurbanne. Al lado del barrio de Gratte-Ciel. Estos centros están gestionados por la asociación Arthropologia y forman parte del proyecto europeo Urbanbees.



Jardín efímero que acoge el proyecto Urbanbees
Todos sabemos que las abejas tienen un rol muy importante en la conservación de los ecosistemas: son las encargadas, junto a otros insectos, de la polinización. En general siempre que pensamos en abejas nos vienen a la mente las abejas domésticas que viven en comunidad dentro de una colmena y producen miel. Sin embargo estas sólo representan a unas pocas especies de todas las variedades de abejas que existen. Resulta, que la mayoría de las especies de abejas son salvajes [o silvestres]. Muchas de ellas viven en solitario y la mayoría nidifican en el suelo. Pero sobretodo el aspecto más importante que muchos no conocíamos es que cada tipo de abeja puede polinizar a una serie de plantas pero no a todas. Así dependiendo, por ejemplo, del tamaño de la abeja y de la flor se podrá dar la polinización o no. Esto implica que a mayor variedad de abejas más polinizacion .

La polinización es importante no sólo para la conservación del medioambiente [que ya es mucho] sino también para el rendimiento de los cultivos. Según un artículo de El Pais [La polinización peligra por el declive de las abejas silvestres] los insectos silvestres serían los principales encargados de la polinizacion de las plantas de cultivo.   

Espiral aromática como fuente de alimento para las abejas 
El objetivo del proyecto Urbanbees es el de crear una guía para el desarrollo de las abejas salvajes en la ciudad. Hay que tener en cuenta que la mayoría de estas abejas son inofensivas, solitarias y de pequeño tamaño. Se trata, por lo tanto, de un objetivo diferente al proyecto que os presentamos hace un tiempo en el blog: "Las abejas centinelas del medio ambiente".

Una cosa que aprendimos durante la visita es que sólo las hembras tienen aguijón [de hecho pudimos sujetar un macho entre nuestros dedos sin ningún tipo de peligro]. Siendo el principal enemigo de las abejas los pesticidas, éstas encuentran en la ciudad una abundante fuente de alimento libre de aditivos. Por ello la ciudad empieza a convertirse en un refugio para muchos insectos, como las abejas, frente a un campo lleno de contaminantes.

En los diferentes centros de acogida, distribuidos en zonas urbanas de toda la región, se pretenden realizar las pruebas necesarias para conocer las necesidades de estas abejas en la ciudad. Principalmente su forma de nidificación y la capacidad a recrear los nidos naturales por la mano del hombre. Por ejemplo, en la foto siguiente podéis ver unos cuadrados que delimitan una zona protegida para los nidos en tierra. Y en la imagen anterior una espiral aromática que permite el cultivo de plantas aromáticas mediterráneas en climas más húmedos.

Cuadrados en el suelo para acoger y proteger los nidos de abejas
Además de los centros de acogida el proyecto también invita a particulares a participar en sus jardines y terrazas. La idea es facilitar los lugares de nidificacion que suele ser la principal dificultad con la que se encuentran las abejas silvestres en la ciudad.

Os dejamos con un vídeo sobre como realizar vuestro propio nido de abejas silvestres [no tendréis miel pero sí una terraza bien hermosa llena de flores]







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!

Post nuevo Post antiguo Home
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...