05 marzo 2019

5. Diseño del pavimento [15 actuaciones para un urbanismo sostenible]

No elegir de forma adecuada el pavimento puede hacer incómodo transitar por un espacio o que sea preciso un mayor mantenimiento del necesario, y su diseño puede influir en la percepción del espacio más de los que se podría imaginar pensar a priori. Una buena elección se convierte en ahorro económico y de materia prima, ayuda a la sostenibilidad, disminución de la impermeabilización del suelo y mejora del espacio público. Puede tener más de un uso: delimitar zonas sin barreras arquitectónicas, relentizar vehículos, señalizar, informar… Es importante que tenga una vida útil lo más larga posible, que sea antideslizante, cómodo de transitar, que cumpla con la accesibilidad y que se tengan en cuenta parámetros sostenibles tanto en elaboración como en transporte.





El pavimento, muchas veces dejado de lado en el diseño de los espacios públicos, ha demostrado con creces la importancia que puede llegar a tener no sólo en un espacio concreto, sino en el reconocimiento de una ciudad. Ejemplo de ello es el pavimento que Gaudí proyecto para la casa Batlló, que acabarían en la casa Milà y que actualmente recubren todo el Paseo de Gracia, con motivos marítimos formando cada 7 baldosas hexagonales un dibujo completo. Sin ser de autor reconocido también son ejemplo las baldosas con roseta de Barcelona y de Bilbao, parecidas, pero no iguales. No sólo cuentan con un diseño estéticamente bonito y que favorece la evacuación del agua, sino que también son baratas de fabricar y fáciles de reponer en caso de rotura, así como reconocibles como pavimento de sus respectivas ciudades. Y si las baldosas son importantes también lo es el diseño global, como el pavimento que Burle Marx proyectó para el paseo de Copacabana en Brasil con sus características ondas blancas y negras.


Mejoras sostenibles
Inconvenientes
Ahorro económico a largo plazo
Inversión inicial en pavimento nuevo
Accesibilidad 
Esfuerzo extra en el diseño del pavimento
Reducción del gasto de recursos naturales (si está realizado con materiales reciclados)
Quejas de los conductores dependiendo del pavimento que se ponga en la calzada.
Reducción de la contaminación en transporte (cuanto más cerca se fabrique el producto mejor)
Quejas de los peatones dependiendo del pavimento que se ponga en las aceras (adoquines incómodos)
Menor impermeabilización del suelo

Mejora de calidad espacial



Mejoras de la calidad de vida de las personas

Accesibilidad

Estética y espacios más agradables

Ahorro económico a la sociedad en mantenimiento




 Criterios:

  • Realizar el diseño de cómo irá colocado y estudiar qué material y tipo de pavimento será mejor para las características de la calle (peatonal, tráfico pesado…), con el fin de que duré lo máximo posible.
  • Estudiar si debe cumplir alguna función más y elegir el tipo de pavimento, color y textura conforme a ello: accesibilidad, señalización…
  • Procurar que su fabricación (o tratamiento si son materiales naturales como piedra, madera…) sea lo más respetuosa con el medioambiente posible, intentando que sean productos reciclados y evitando los productos tóxicos.
  • Procurar que sea un producto que sea reciclable una vez terminada su vida.
  • Procurar que el producto se fabrique lo más cercano posible a su colocación, para reducir el transporte y la contaminación correspondiente.
  • Realizar los pasos peatonales accesibles.
  • Utilizar suelos permeables siempre que sea posible.
  • Utilizar diferentes materiales, colores o texturas para separar usos cuando sea posible, en vez de otros elementos que pueden convertirse en barreras arquitectónicas.















 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!

Post nuevo Post antiguo Home
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...