08 febrero 2017

5 consejos de Jan Gehl para hacer ciudades más habitables y sostenibles

"Quien crea que puede dibujar un plano para la salvación ecológica de la especie humana no comprende la naturaleza de la evolución, y ni siquiera de la historia, que es la de una lucha permanente en forma siempre nueva, no la de un proceso fisicoquímico predecible y controlable como cocinar un huevo o lanzar un cohete a la luna"  [Georgescu-Roengen, 1989, Cit en DALY, H. E.(Comp.): Economía, Ecología, Ética. Ensayo hacia una Economía en Estado Estacionario. Fondo de Cultura Económica, México, pp. 73-93] 





Todo el mundo que se dedique al urbanismo conoce a Jan Gehl, arquitecto que ha humanizado la planificación de las ciudades con la ayuda de su mujer. En 1965, cuatro años después de la publicación del famoso libro de Jane Jacobs Muerte y Vida de las Grandes Ciudades, Jan Gehl e Ingrid Gehl se van 6 meses a Italia a estudiar la interacción entre el espacio público y la vida pública. Estos estudios sobre el movimiento y el comportamiento, así como la identificación de patrones de vida (“life” patters) en los espacios urbanos, son la base de sus libros e investigaciones. Puede que Jan Gehl sea el profesional actual más conocido por el aspecto de tener en cuenta el comportamiento de las personas a la hora de diseñar la ciudad. Según él no se puede realizar un proyecto urbano sin saber previamente cómo se comporta la gente en ese espacio, cuáles son sus movimientos naturales...




En una conferencia que dio en Nueva York, Jan Gehl enumeró 5 punto que él considera importantes llevar a cabo para conseguir ciudades habitables, saludables, seguras y sostenibles. Lo que más llama la atención de estos consejos es que son temas básicos, comprensibles por todos. No hay una idea rebuscada detrás de cada una de ellas, son certezas que todos sabíamos ya que eran ciertas, pero que de vez en cuando hay que seguir recordando:

1. Detener la construcción de "arquitectura barata para la gasolina"  

Según Jan Gehl "durante 50 años hemos hecho ciudades de tal manera que las personas estén casi obligadas a sentarse todo el día en sus autos, en sus oficinas o  en sus casas. Esto ha causado graves problemas de salud". Basándose en que cuando la gente empezó a tener acceso a los coches la gasolina era barata y tenía "sentido" construir en los suburbios.

Y en este punto aparece un estudio muy interesante publicado en The Lancet y que concluye que las personas que vive en el centro de la ciudad tiene una mayor esperanza de vida que los que lo hacen en la periferia, ya que tienen una mayor posibilidad de caminar para realizar sus trayectos diarios, al contrario que la gente que vive en la periferia que depende del coche para prácticamente todo. No deja de ser curioso este resultado ya que a priori podríamos pensar lo contrario, ya que es la gente que está en el centro de la ciudad, aquellos que menos utilizan el coche, los que más expuestos están a la contaminación que estos vehículos producen


2. Hacer de la vida pública el eje del diseño urbano

Por lógica si el paisaje urbano de una ciudad invita al ciudadano a estar en él, éste participará mucho más de su ciudad y la hará el escenario de su vida, en lugar de recluirse en lugares privados.

Según explicó Gehl, Copenhague se propuso esto como objetivo, y así que la ciudad fuera más emocionante, interesante, segura y promoviese la inclusión social, y para conseguirlo necesitaban que los ciudadanos consiguiesen tres cosas:
  - caminar más
  - pasar más tiempo en el espacio público
  - salir de sus refugios privados





3. Diseñar experiencias multisensoriales

Aunque seguramente Oscar Niemeyer no estaría de acuerdo, Gehl pone como ejemplo de experiencia multisensorial y agradable a Venecia, y de todo lo contrario a Brasilia.

Además de estos ejemplos incluye con bastante acierto que las ciudades se han construido en torno a los automóviles, y por lo tanto las personas hemos perdido la oportunidad de disfrutar con todos los sentidos de nuestras ciudades, cuando en realidad las ciudades se deberían diseñar en torno al cuerpo y los sentidos de los seres humanos para vivir en ciudades acorde a su escala (y no a la de los coches).




4. Impulsar que el transporte público sea equitativo

Un punto que no necesita explicación. Si el transporte público es una de las claves de las ciudades sostenibles, es obvio que se debe promover el que sea accesible a todos los ciudadanos, sea cual sea su economía.


5. Prohibir los automóviles

Otro punto que no necesita demasiada explicación.Y si bien es cierto que puede parecer una medida un poco drástica y que hoy en día somos incapaces de imaginarnos las ciudades sin coches, también es cierto que un recorte en el número no vendría nada mal, y ya no sólo por la contaminación que producen, sino también por la cantidad de espacio que utilizan, y que quitan a los peatones.

imágenes vía Gehl People




Para + información:

- http://www.plataformaurbana.cl/archive/2016/08/01/5-consejos-de-diseno-urbano-elaborados-por-el-arquitecto-jan-gehl/


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!

Post nuevo Post antiguo Home
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...