10 mayo 2012

smart cities

Sin duda una de las cosas sobre las que más se está hablando ahora mismo es sobre las smart cities, al menos en el mundo del urbanismo. Y nosotros llevamos tiempo queriéndolo hacer...

Uno de los problemas que vemos con este término es que no está claro exáctamente su significado, a qué se refiere. Os recomendamos leer este artículo de José Fariña [Catedrático de Urbanismo y Ordenación del Territorio en la UPM] sobre las smart cities * , porque ya explica muy bien él la falta de información certera al respecto, y realiza una clara diferencia entre la idea y la "etiqueta".

Otro de los problemas que nos planteamos es que da la impresión de que va a suceder algo parecido como lo ocurrido con el término "sostenibilidad" [si no está ocurriendo ya], que mucha gente lo utiliza como marca o eslogan sin comprender [o sin llevar a cabo] lo que comporta. Además no hay criterios suficientemente claros como para decir si algo determinado es sostenible o deja de serlo, y los criterios existentes carecen de unanimidad. Hay definiciones sobre este término, pero hay demasiadas...

A esto hay que añadir el doble filo que tiene, ya que el uso de una tecnología masiva gasta una cantidad de energía que siempre debemos considerar y poner en la balanza por muy beneficioso que sea el resultado obtenido. Como ejemplo podemos poner los coches eléctricos, sobre los que ya hemos escrito en alguna ocasión: si la energía que se utiliza es eólica solucionaremos uno de los problemas que generan los coches, la contaminación; sin embargo, si la electricidad proviene de una central de carbón lo único que estamos haciendo es trasladar la contaminación a otro lugar, trasladamos el problema. Al respecto de esto José Fariña explica en su artículo el riesgo existente del efecto rebote , que generaría un aumento del consumo de energía a pesar de [o gracias a] los avances individuales en eficiencia energética.

coche eléctrico reponiendo en Londres

Es indiscutible es que la tecnología pasará a formar parte de la ciudad y del urbanismo, al igual que se ha ido introduciendo en otros aspectos de nuestras vidas. Es más, ya forma parte de la ciudad indicándonos cuánto va a tardar en pasar el próximo autobús o metro, la temperatura que hace en ese momento, el tráfico que hay en determinadas calles... Es necesario tener datos para poder dar soluciones, para poder interpretar los problemas, y para dar con las necesidades de la ciudad y de los ciudadanos. La tecnología nos puede proveer de datos para encontrar soluciones, para informar al ciudadano, incluso nos puede dar la solución ella misma en algún caso; el que se utilice de forma correcta o no depende de las personas.

cartel informativo en Madrid

Bicing, la red de bicicletas de Barcelona.

 "Pequeños" cambios que nos permite hacer la tecnología

Nosotros entendemos como smart cities aquellas ciudades que utilizan la tecnología como herramienta en su camino hacía la sostenibilidad, teniendo en cuenta, por supuesto, siempre al ciudadano y su mejora de calidad de vida, que es por y para quién están hechas las ciudades. Esta sería nuestra propia definición de una smart city.


personas paseando por una de las calles de Barcelona


Por último os dejemos con un texto de Miguel Ruano en su libro "Ecourbanismo, entornos humanos sostenibles":

“Nadie sabe qué aspecto tiene un asentamiento humano sostenible, ni tampoco cómo funciona. Hay quien dice que las pequeñas villas europeas de la edad media, o las aldeas prehistóricas, por poner dos ejemplos, fueron sostenibles. Sin embargo, ambos modelos se basaban en el mismo paradigma no sostenible: los recursos se extraían del entorno mientras que los desperdicios se tiraban, sin más. El hecho de que esos asentamientos fueran pequeños es lo que los hacía aparentemente sostenibles, ya que los perjuicios causados al medio ambiente eran mínimos. Sin embargo, la mejor prueba de que esos primitivos asentamientos humanos no eran realmente sostenibles es que, a través de un inexorable y cada vez más acelerado proceso de crecimiento, han acabado por producir la civilización urbana actual, que, ciertamente, no es sostenible”

nota: ayer en Madrid se realizó un debate sobre las Smart Cities [un encuentro #redada] en el que todo el mundo [tanto mesa como público] estuvo de acuerdo en que el ciudadano es lo primero y la ciudad es para él. En el debate participaron Juan Freire, Marcelo Soria y Paisaje Transversal y, aparte de un debate final sobre los datos recogidos, su uso y si son públicos o privados, la conclusión con la que nos quedamos es la siguiente:

No existe un final, el objetivo es ir mejorando la ciudad tenga el adjetivo que tenga [smart, eco, inteligente...], siempre pensando en el ciudadano, se trata de un camino a recorrer que nunca se acaba.

3 comentarios:

  1. Muy interesante el post, ya que todos hemos escuchado el concepto de smart citie pero muchas veces no conocemos su significado. Saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. Está claro que vamos hacia eso cada vez más, es lo que necesitan las ciudades. Ser respetuosas con el medioambiente y con los habitantes de la ciudad. Muy interesante el post
    Saludos de las três

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo mis dudas acerca del concepto de 'Smart City'. No tengo tan claro que las TIC sean el antídoto a todos los males del urbanismo actual, y de las ciudades en particular. Y más teniendo en cuenta que detrás de las TIC que abanderan las Smart Cities, hay empresas interesadas como Telefónica, IBM, Microsoft,... que han visto un nicho de negocio muy suculento con la implementación de la tecnología en la gestión urbana.

    Los problemas actuales de las grandes urbes, son problemas derivdados por la mala gestión, toma de decisiones equivocadas, el impulso incontrolado de crecimientos insostenibles y expansivos, y la hipermobilidad mal gestionada de nuestras ciudades. No creo que estas cuestiones se puedan resolver, sólo, desde la perspectiva de los complejos sistemas informáticos de las TIC aplicadas a la ciudad. Puede actuar como una herramienta para mejorar la gestión, pero lo que es evidente, es que hay que replantear los modelos de crecimiento y gestión urbana actual.

    ¿Eso que implica? un cambio de rumbo en las políticas actuales basándose en crecimientos sostenibles y eficientes acordes con las necesidades reales y no a la merced de los mercados de futuros, potenciar la ciudad compacta frente ciudad dispersa, potenciar la movilidad urbana sostenible mejorando el transporte público, implementando carriles para medios de transporte no motorizado, restringir tráfico motorizado en los centros urbanos,... Todas estas políticas basadas en criterios de 'Pull and Push' nada o poco tienen que ver con la tecnología,... son cuestiones que deben resolver los gestores de la ciudad y no un chip informático.

    Cuando se resulevan estas cuestiones, entonces implementamos sistemas informáticos para gestionar y mejorar la eficiencia de los servicios públicos. Ciudades Inteligentes?, prefiero personas y políticos inteligentes y responsables.

    Un saludo, y enhorabuena por el blog. Directo a favoritos!

    Miguel Ángel Pérez - arquitecto y urbanista.
    'After the city' blog

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!

Post nuevo Post antiguo Home
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...