21 mayo 2014

APP 15/04/2014: tres plazas, tres proyectos

Nuestro último post en la web de Arquitectes pel Paisatge no va dedicado a un gran proyecto a nivel internacional. Es un proyecto [o tres] muy interesante, que respeta el contexto en el que se encuentra y que hace que el peatón se sienta a gusto con él y en él. Lejos de las falsificaciones de piedra y de las imitaciones por la estética rural a las que tanto estamos acostumbrados cuando se trata de proyectos de este tipo en poblaciones relativamente pequeñas, nos encontramos con tres proyectos que no pasan desapercibido cuando te topas con ellos, con personalidad propia a pesar de estar perfectamente integrados en el entorno, y que invitan a imaginar nuevos usos para el espacio nada más verlos. 




Una suerte de proyecto, y una suerte conocerlo. Sin más, os dejamos con el post...


Tres plazas, tres proyectos


Cuando hablamos de proyectos solemos enseñar casos internacionales, más si son proyectos urbanos. Sin embargo, en el caso de hoy os traemos uno de la Comunidad Valenciana, concretamente en la población de Massanassa
Delicadeza, integración y detalle para un proyecto que nada más verlo llama la atención e invita a disfrutar del espacio. Tres plazas realizadas en tres proyectos distintos, la primera de ellas (la plaza del Ayuntamiento) en 1998, y las otras 2 en el 2009. Los autores de estos tres proyectos son los arquitectos Carlos Gómez + Eva Alvárez.
En pleno casco urbano histórico las plazas crean un recorrido peatonal entre ellas, respetando elementos característicos del paisaje urbano, como es el depósito de agua en la plaza del Ayuntamiento, y añadiendo otros nuevos que se transforman en hitos como son las torres de pavés o los respaldos montañosos.



Así contaban ellos este proyecto cuando se publicó en Vitrubius:





"Por orden cronológico, la primera de ellas es la plaza del Ayuntamiento. El proyecto y construcción de la plaza es parte de la transformación y rehabilitación de las antiguas Escuelas municipales -construidas en 1931- como nueva sede del Ayuntamiento del municipio.
El espacio de la plaza corresponde sustancialmente con el antiguo patio de juegos de la escuela, y de su estado previo destacaba, a parte de la escala del entorno construido, la existencia de unos pinos de casi sesenta años, con un crecimiento natural de raíces y troncos buscando el sol, la fuente histórica de agua potable y los depósitos de agua que no sólo abastecen a la población sino que son característicos de la misma y el uso durante años de ese espacio como lugar de celebraciones y festejos populares del municipio.
Estos condicionantes previos nos llevaron a decidir que la actuación a realizar no debía cambiar el sentido de aquel espacio. La solución adoptada se inició con la elección del pavimento, una solera de gran canto realizada con áridos gruesos, desbastada en pulido y con junta de ladrillo dibujando una retícula continua en todo el espacio. Frente a los pinos como árboles, alcorques de grandes dimensiones que no entorpecieran el crecimiento poderoso de las raíces y que fueran las zonas verdes de la nueva plaza.
Por último, el equipamiento que se inicia con la fuente bajo el depósito y que continúa con unas piezas de grandes dimensiones que sirven de bancos y que se apoyan en las bandas de los alcorques. Con excepción del frente de la fuente – que por razones técnicas se realizó mediante una estructura ligera de madera- todo el equipamiento se ejecutó en hormigón armado in situ con encofrado entablillado.




En las otras dos plazas no había referencia previa que marcara la actuación por lo que era necesario establecer un discurso interno del proyecto. Dicho discurso, en ambos casos, tiene como referencia límite el pavimento y el techo vegetal de las copas de los árboles –aún recién plantados- y como motivo central, en el caso de la plaza de la Baixaeta las dos torres luminosas de pavés, una de ellas fuente, y en el caso de la plaza del Molí una sucesión de planos de madera que buscan recordar un horizonte lejano de perfiles montañosos y que en la práctica son los respaldos de los asientos y el soporte de la iluminación.
El equipamiento de las dos plazas es en la mayor parte de los casos de hormigón in situ y la iluminación se produce asociada a objetos construidos para la ocasión."










imágenes vía vitruvius


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!

Post nuevo Post antiguo Home
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...